Pandemia AH1N1

De WikiCity
(Redirigido desde «Pandemia H1N1»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Pandemia AH1N1 fue uno de los eventos más complicados para la toda la población mexicana y del mundo y por eso es uno de los 49 Acontecimientos Inolvidables en la Ciudad de México.

Datos

Época
Error al crear miniatura: No se ha podido guardar la miniatura

Pandemia 2009 H1N1



Historia[editar | editar código]

En 2009 apareció una influenza que causó alarma en los sistemas de salud, porque se trata de una combinación de una cepa totalmente nueva. En marzo de ese año, tanto en México como en Estados Unidos se detectaron casos de neumonía atípicos. Hubo reportes de que en México se habían encontrado patrones inusuales de casos agudos de infecciones respiratorias. El director de Alerta y Respuesta Global de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que la Red Global de Inteligencia de Salud Pública había enviado a este organismo, el 10 de abril, un reporte sobre un síndrome en el estado mexicano de Veracruz. Un día después, la OMS dijo que alertó a México sobre casos inusuales de neumonía, pero que las autoridades negaron que se tratara de una epidemia. A mediados de abril, el nuevo virus fue identificado en Estados Unidos y se anunció que tenía un fuerte contenido de virus porcino. El 21 de abril, el Centro para el Control de Enfermedades y Prevención de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) confirmó cinco casos de la que se llamó influenza porcina en California y otros dos en Texas. El 23 de abril se dio una alerta general en México. Se subrayó que la composición genética de la influenza porcina era diferente de lo visto hasta ese momento, pues se trataba de una cepa que combinaba genoma de influenza aviar, porcina y humana.[1]

En México se detectaron los primeros casos de influenza el 11 de abril de 2009 en el estado de Veracruz, México. Al paso de los meses se fue propagando en Estados Unidos y Canadá. Hasta que, el 11 de junio de 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a la Gripe A (H1N1) como una pandemia mundial tras haberse registrado más de 30 mil casos en 74 países diferentes y como consecuencia de ello murieron 140 personas.[2]

En los últimos días de abril, la OMS señaló que la alerta estaba en el nivel 4, lo cual indicaba que había transmisión comprobada del virus de persona a persona y que éste era capaz de causar brotes a nivel comunitario. Había riesgo de una pandemia. El 30 de abril la OMS pasó la alerta al nivel 5, con la advertencia de que la pandemia podía ser inminente. Tras reconocer las lagunas en los conocimientos sobre las características clínicas, epidemiológicas y virológicas de los casos reportados, la OMS decidió que la situación constituía una emergencia internacional de salud pública y recomendó a todos los países la vigilancia sobre brotes inusuales de síndromes gripales y neumonías graves. [1]

El entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal (ahora Ciudad de México), Marcelo Ebrard Casaubón, anunció la creación de Brigadas Médicas especiales que estarán facultadas para el retiro de puestos de comida callejeros, ordenó el cierre de todos los restaurantes, permitiendo únicamente la modalidad de “comida para llevar” o “room service”.

Los soldados fueron movilizados por el gobierno y entregaron seis millones de cubrebocas a los ciudadanos alrededor de la Ciudad de México, medida que no bastó dada la población capitalina que supera por mucho la cantidad de los mismos, por varias semanas escasearon, fue imposible conseguirlos en las farmacias.

Se presentó un pequeño brote de AH1N1 en una escuela de la entonces delegación Gustavo A. Madero; así mismo las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social dieron aviso a las autoridades y familiares de los enfermos; la situación estuvo bajo control y no se presentaron nuevos contagios.[3]

Se anunciaba que no había ningún tipo de vacuna para prevenir el contagio, pero que existían medicamentos que permitían tratar eficazmente y, hasta cierto punto, prevenir la enfermedad. Aconsejaba reducir al mínimo el contacto con cerdos enfermos. Dio recomendaciones para la prevención de la gripe, como evitar el contacto directo con personas enfermas que tuvieran fiebre y tos, lavarse las manos con frecuencia y mantener una buena higiene. Si había un enfermo en casa, habría que procurar mantener una separación de un metro entre el paciente y las demás personas, taparse la boca y la nariz cuando se cuidara al enfermo, y conservar bien ventilada la casa. A quien se le detectara la gripe A (H1N1), además de tomar el medicamento indicado por el médico, debía quedarse en casa, no acudir a sitios concurridos, cubrirse la boca y la nariz cuando tosiera y estornudara, y tomar medidas extremas de higiene (OMS, 2009). Ese mismo mes, la OMS emitió recomendaciones generales sobre la gripe estacional.[1]

Medidas de prevención

Desde el 24 de abril de 2009, las escuelas (desde preescolar hasta universidad), así como bibliotecas, museos y cualquier lugar público de reunión, fueron cerrados por el gobierno en la capital y Estado de México para prevenir la propagación de la enfermedad, las escuelas permanecieron cerradas por lo menos hasta el 6 de mayo.

En tanto, el Consejo de la Judicatura del Distrito Federal determinó suspender labores en juzgados y tribunales en las materias civil, administrativa y penal. Se exhortó a los empresarios y trabajadores para tomar medidas precautorias ante la emergencia sanitaria en sus fuentes de trabajo.

Por la noche del día 27 y la madrugada del 28 de abril y ante rumores de un inminente cierre de los negocios del Distrito Federal, a pesar de que se ha garantizado el abasto de víveres, se registraron compras de pánico en varios supermercados de la ciudad, volviendo a la normalidad pocos días después.

La Arquidiócesis de la Ciudad de México suspendió todas las misas a celebrarse en las iglesias católicas del área Metropolitana, llevándose a cabo únicamente una ceremonia a puerta cerrada en la Catedral Metropolitana, oficiada por Norberto Rivera Carrera, Arzobispo primado de México, misma que fue transmitida por radio a la población a través de Radio.

En un comunicado conjunto por parte de las autoridades de la Secretaría de Gobernación y de la Secretaría de Salud se dio a conocer la noticia que dos inmigrantes ilegales de origen guatemalteco presentaron los síntomas de este tipo de influenza; en este momento se encontraban en una estación migratoria ubicada en San Luis Potosí.

Eventos Cancelados

El Auditorio Nacional canceló el día 24 de abril un concierto del grupo finlandés The Rasmus, mismo que no fue reprogramado por encontrarse dicho grupo en una gira internacional, de igual manera, el día 25 fue suspendido un concierto del dueto Ha-Ash.

La Concacaf tomó medidas, algo nunca antes visto en el fútbol, por decisión de la Federación Mexicana de Fútbol y de los respectivos equipos, fueron realizados a puerta cerrada los partidos de Pumas-Guadalajara, América-Tecos y Pachuca–Cruz Azul. Se devolvevieron las entradas de los boletos válidos para la jornada 15 del Torneo. Así mismo, los partidos se transmitieron por televisión.

También en cuanto al deporte, el 27 de abril se declaró la suspensión oficial de la Olimpiada Nacional en México, la cual había comenzado el 21 de abril en Mexicali.

De igual manera, decidió aplazar indefinidamente el partido de vuelta por la final de la Liga de Campeones de la Concacaf 2008-2009 entre Cruz Azul y Atlante, y dar por concluido el Campeonato Sub-17 de la Concacaf de 2009 que se disputaba en Tijuana.3[3]

Síntomas

Los síntomas en los humanos eran similares a los de una gripe común, pero podían ir acompañados de fiebre, letargo, falta de apetito, tos, secreción nasal, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea.

Muertes

La primera muerte a causa de la Gripe A ocurrió en México el 11 de abril de 2009, una niña que había contraído el virus un mes antes y fue atendida en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) en México.

Hasta el 10 de agosto de 2011, fecha en que la OMS anunció el fin de la pandemia, hubo aproximadamente 60,8 millones de casos alrededor del mundo de acurdo con datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y 18,337 muertes a causa del virus, según datos de la OMS.[2]

Referencias[editar | editar código]

  1. 1,0 1,1 1,2 Alonso Reynoso, Carlos. La influenza A (H1N1) y las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias. Versión On-line ISSN 2448-5144versión impresa ISSN 1607-050X Revisado den la página web: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1607-050X2010000100004
  2. 2,0 2,1 Tomado de: https://mexico.as.com/mexico/2020/03/21/tikitakas/1584759799_390452.html Fecha de consulta 15/05/2020
  3. 3,0 3,1 Tomado de: https://www.infobae.com/america/mexico/2020/02/29/a-una-decada-de-la-pandemia-de-influenza-h1n1-que-paralizo-a-mexico-reviven-temores-por-llegada-del-coronavirus/ Fecha de consulta 15/05/2020