Capilla de la Concepción Cuepopan

De WikiCity
(Redirigido desde «Templo de la Concepción Cuepopan»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Datos

Capilla de la Concepción

Capilla de la Concepción

Alcaldía
Dirección
Belisario Domínguez SN, Centro Histórico de la Cdad. de México, Centro, Cuauhtémoc, 06000 Ciudad de México, CDMX
Cargando el mapa…
Coordenadas
19° 26' 21.01" N, 99° 8' 21.44" W

La Capilla de la Concepción Cuepopan llamada popularmente La Conchita o Capilla de los Muertos es un pequeño templo Católico del siglo XVIII de estilo Barroco ubicado en la Plaza de la Concepción en la Colonia Centro - Centro Histórico de la Alcaldía Cuauhtémoc en la Ciudad de México. Esta pequeña capilla constituye uno de los monumentos más emblemáticos del Centro de la Ciudad de México, que formaba parte del Templo de la Concepción sede del primer convento femenino establecido en la Ciudad por instancias de Fray Juan de Zumárraga.

Historia[editar | editar código]

Capilla de la Concepción Cuepopan

Época Colonial

En el barrio indígena de Cuepopan, que en náhuatl significa “donde abren sus corolas las flores”, se encuentra la Plaza de la Concepción, localizada en la calle Belisario Domínguez frente al Templo de la Concepción, muy cerca del Eje Central.[1]

En 1540 el emperador Carlos V y el papa Paulo III aprobaron la construcción del convento; los trabajos del templo concluyeron en 1655. Este monumento es de especial importancia por haber sido el primer convento femenino establecido en esta ciudad, a instancias de Fray Juan de Zumárraga.

Entre los objetivos iniciales de su fundación, se tenía la educación de indígenas nobles. Con el tiempo se convirtió en el más grande de la ciudad y, dado el poder económico que adquirió, fue ornamentándose con las mejores galas del arte virreinal novohispano.

Por otra parte, la historia de la Capilla de la Concepción, no tiene su pasado independiente, sino que está supeditada a la historia del convento. El convento fue primeramente un colegio que estableció e primer Obispo y Arzobispo de México Don Juan de Zumárraga en el solar cedido por el Conquistador Andrés de Tapia.

Siglo XVII

En la plaza que se localiza enfrente se construyó, en el siglo XVII, una pequeña capilla para la misma orden, conocida popularmente como La Conchita, de planta octagonal y rematada por una cúpula con su linternilla.

Los horarios de las rejas del convento eran conocidos entre los vecinos; se decía que en el momento en que cerraban, también se cerraba la ciudad.

Esta pequeña capilla, al parecer fue construida en el primer tercio del siglo XVII por los franciscanos bajo la advocación de Santa Lucia, y que estuvo bajo el cuidado y mantenimiento de las monjas del Convento de la Concepción ubicado al frente de la capilla. Seguramente por ello los habitantes de la ciudad la conocieron como la “Capilla de la Concepción” o la “Capilla de la Conchita”. No se conocen a bien los motivos por los que fue cerrada a fines del siglo XVIII y mucho menos el porqué estuvo abandonada por varias décadas.

Siglo XIX

Después de la Reforma el convento, que llegó a tener una enorme extensión de poco más de tres hectáreas, fue dividido en lotes y vendido a particulares.

Se sabe que en la segunda mitad del siglo XIX, fue vendida y utilizada hasta 1893 como depósito de cadáveres de personas sin familia o muy pobres que no podían costear sus entierros, por lo que fue llamada por los vecinos la Capilla de los Muertos.[1]

Actualmente, además del templo se conservan algunas partes, como la escuela contigua o una tienda de botas cuya fachada se ubica en el Eje Central, muy cerca de la esquina con la calle de Cuba.

En el templo se aprecia notoriamente el hundimiento y la inclinación hacia el interior por el tipo de suelo del centro de la Ciudad de México.

Siglo XX

Durante el gobierno de Calles, en 1927, fue rehabilitada por la Dirección de Obras Públicas para instalar en ella una biblioteca que dependía de la Secretaría de Educación Pública, que funcionó por poco tiempo.

De su interior barroco no queda absolutamente nada; sin embargo, su presencia nos habla tanto de una geometría barrial como de la devoción de un culto que evitó que fuera derrumbada. Al lado izquierdo de su portada se hallan unas casonas típicamente porfirianas.

Historia Eclesiástica[editar | editar código]

Fachada capilla de la concepción

Arquitectura[editar | editar código]

Arquitectónicamente el convento marcó las directrices que debían tener los nuevos conjuntos religiosos dedicados a mujeres: templos en esquina con dos entradas laterales y los conventos en la parte posterior, con un mínimo de vanos hacia las calles o totalmente cerrados para favorecer el desarrollo de la vida religiosa hacia el interior del edificio. Gracias a la acumulación de riqueza, el templo llegó a ser uno de los mejores de la ciudad. Se ornamentó con las mejores galas del arte virreinal. La imagen de la Purísima Concepción que aún se conserva, tallada en madera y estofada, obra del siglo XVII es magnífica.

Tuvo retablos de Nicolás de Vergara, Juan de Rojas y Jerónimo de Valvás —del cual sólo quedan los documentos del Archivo de Notarías y del Archivo General de la Nación—. Este retablo fue uno de los más importantes del churrigueresco en la Nueva España. [2]

Las seis caras que la conforman están expuestas a la vista, y su portada barroca, que ocupa uno de los lados, es custodiada por dos óculos laterales. Su bóveda semiesférica le da un toque volátil al arco que representa a San Francisco y a los dos símbolos marianos que se hallan en los extremos del friso. La capilla quedó al cuidado de las monjas de la Concepción hasta que el convento fue clausurado.[3]

En la fachada principal que ve hacia el sur resalta la portada de estilo barroco. Está divida en dos cuerpos que ocupan totalmente uno de los seis lados. En el primer cuerpo, el vano de acceso esta formado por un arco de medio punto, en cuya clave se encuentra San Francisco. La entrada está flanqueada por pilastras de fuste estriado con capiteles compuestos en los que se apoya un friso muy ornamentado con dos símbolos marianos a los extremos y una cornisa moldurada. Las enjutas formadas por las pilastras, el arco y la arquitrabe están decoradas profusamente con hojarascas.

En el segundo cuerpo un nicho flanqueado por dos remates flamígeros.

El nicho está formado por una concha o venera con pilastras estriadas de capitel toscano. Dentro del nicho, sobre una peana decorada una escultura de cantera que representa a Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas, en la parte superior del nicho se ubica un frontón triangular roto y en el tímpano el anagrama de María.

La bóveda que cubre la capilla es semiesférica de seis gajos con pequeñas ventanas y una graciosa linternilla rematada con una cruz.

En las paredes que se encuentran a ambos lados de la fachada principal dos óculos abocinados de cantera de forma octogonal iluminaban el interior. En la pared posterior un nicho sencillo remetido debió ostentar alguna imagen, ya desaparecida, a manera de “Estampa”.[1]

Referencias[editar | editar código]

  1. 1,0 1,1 1,2 Tomado de: http://centrohistoricodelaciudaddemexico.blogspot.com/2012/05/la-capilla-de-la-concepcion-cuepopan-la.html
  2. Tomado de: Javier Villalobos Jaramillo. Los 100 Sitios y Monumentos más importantes del Centro Histórico de la Ciudad de México. En coordinación con la Delegación Cuauhtémoc y el Gobierno de la Ciudad de México.
  3. Tomado de: https://local.mx/ciudad-de-mexico/arquitectura/templo-y-capilla-de-la-concepcion/