Calle Francisco I. Madero

De WikiCity
(Redirigido desde «Calle Madero»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Datos

Época
Error al crear miniatura: No se ha podido guardar la miniatura

Calle Madero

Sección
Alcaldía
Dirección
Calle Francisco I. Madero No. 58, Col, Jesus del Monte, 52764 Méx.
Cargando el mapa…
Coordenadas
19° 26' 1.10" N, 99° 8' 14.21" W
Calle Madero, Vista desde la casa de los Azulejos

La Calle Francisco I. Madero se encuentra ubicada en la colonia Centro histórico, en la alcaldía Cuauhtémoc y es de las 49 Calles adoquinadas más bellas de la Ciudad de México, es una de las calles más importantes de la Ciudad de México. Constituye una experiencia reveladora que proporciona encuentros extraordinarios con la historia de este país al momento de recorrerla. El caso es dejarse llevar y escuchar lo que nos dicen esos muros antiguos, esas calles ya gastadas, esos ecos que nos acechan desde el inframundo, esa magia que nos envuelve, detrás de esas tienda con aparadores de cristal sin duda se esconde la historia, y muchas de sus fachadas coloniales se conservan intactas.

Orígenes[editar | editar código]

Es la segunda calle que los españoles trazaron después de la caída de Tenochtitlán, por lo que es una de las más viejas de la ciudad.[1]

Originalmente fue nombrada como 1a. Calle de San Francisco en alusión al convento franciscano que en su momento fue el más grande de toda América, cuya iglesia aún puede apreciarse a pocos pasos de la Torre Latinoamericana. La calle Madero también llegó a tener los nombres de La Profesa y Plateros.

Cuando el Ejército Trigarante entró triunfante a la Ciudad de México, avanzó por esta calle dando fin a la Guerra de Independencia y marcando el inicio de la época independiente de nuestro país. También fue la vía de acceso para las entradas triunfales de Benito Juárez, Francisco I. Madero y Venustiano Carranza.[2]

Historia[editar | editar código]

Madero

Época Prehispánica[editar | editar código]

En tiempos mexicas estuviera el gran zoológico de Moctezuma, donde hoy se encuentra la Torre Latinoamericana

Época Colonial[editar | editar código]

En la esquina localizada entre Madero y Motolinia, a más de dos metros de altura hay una placa de piedra con la forma de una cabeza de león. Marca el nivel que alcanzó el agua después de la Tromba de San Mateo, en 1629. Es la peor inundación que ha vivido la Ciudad de México: a causa de ella, murieron más de 30 mil personas.

Siglo XX[editar | editar código]

En la esquina con el callejón La Condesa alquilaban carruajes, era como una especie de sitio de taxis. Otro lugar icónico fue la Droguería Plateros, donde, en 1896, se realizó la primera función pública de cine en el país. Años más tarde el edificio fue derrumbado, se construyó uno nuevo y ahora alberga un restaurante.

Francisco I. Madero es una de las calles más antiguas de la Ciudad de México, trazada poco después de la Conquista. Mide 700 metros y sus extremos se localizan entre el Eje Central y la Plaza de la Constitución. En siglos pasados recibió diferentes nombres, como Calle de San Francisco y Calle de Plateros. Este último es el más célebre, y se debe a que Martín Enríquez de Almansa, cuarto virrey de la Nueva España, dispuso que los comerciantes de plata se establecieran a lo largo de la vía. Se llama Francisco I. Madero desde 1914.[3]

En 1914, cuando Francisco Villa y su ejército pasaron por esta calle para llegar al Zócalo, el general colocó una escalera en una de las esquinas de la calle y, sobre el letrero que decía “Calle de San Francisco”, colocó uno nuevo con la leyenda “Calle Francisco I. Madero”. Con esto, Villa buscaba rendir tributo al presidente que había fallecido el año anterior; desde entonces, la calle lleva el nombre que el "Centauro del Norte" le otorgó.

Siglo XXI[editar | editar código]

2010 fue el año en que se convirtió en corredor peatonal. La calle Francisco I. Madero, mejor conocida como "Corredor Peatonal Madero", es la más transitada de la ciudad y del país entero, pues por ella pasan más de 350 mil personas al día. Además, es una de las vías que más memorias posee pues, al ser una ruta directa hacia el Zócalo capitalino,  ha sido estratégica en diversos momentos de la historia.

Monumentos[editar | editar código]

Lugares de interés[editar | editar código]

Error al crear miniatura: No se ha podido guardar la miniatura
Museo del estanquillo

Museo del Estanquillo

A mediados del siglo XIX se encontraba ubicada una de las joyerías más importantes del país, La Esmeralda, desde entonces este edificio ha sufrido varios cambios, convirtiéndose en oficinas de gobierno, banco y discoteca.

Actualmente en el primer piso se ubica una famosa tienda de discos, además de que también se encuentra el Museo del Estanquillo, donde se exhiben las colecciones pertenecientes a Carlos Monsiváis.[4]

Casa de los Azulejos

El Palacio de los Condes de Orizaba comenzó a construirse en 1793 en lo que era conocida como la esquina del callejón de la Condesa y la calle de Plateros, en la actual calle Madero. El elemento más destacado de su exterior es su colorida fachada que fue recubierta con azulejos de talavera, como manifiesto de la enorme riqueza que dichos condes alcanzaron en los últimos años del siglo XVIII.

Fachadaesquina.jpg

Con ya varias décadas de ser la “flagship-store” de uno de los emporios comerciales más importantes de México, el Antiguo Palacio de los Condes de Orizaba, mejor conocido como la Casa de los Azulejos, es una construcción única en el  Centro Histórico por su peculiar fachada y años de tradición que la convierten en punto de visita obligado en la Ciudad de México.[4]

Iglesia de San Felipe de Jesús

Construido a finales del siglo XIX, el también llamado Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, es una de las parroquias más concurridas del Centro Histórico.  Este inmueble de estilo neogótico fue realizado por el arquitecto Emilio Dondé.

En la también conocida Iglesia de San Felipe de Jesús se encuentran los restos de su fundador Félix de Jesús Rougier, quien cuenta con una estatua tamaño real dentro de este recinto. un edificio de estilo neorománico, construido en 1897 por el arquitecto Emilio Dondé y mandado a construir por el padre José Antonio Plancarte y Labastida, para compensar los daños hechos a los recintos religiosos en la época de la Reforma. Antes de eso se encontraba en ese sitio la capilla de Aránzazu del convento de San Francisco.

Error al crear miniatura: No se ha podido guardar la miniatura

Torre Latino

Este edificio ha sobrevivido prácticamente a todo: tiempo, marchas y hasta a los terremotos de 1957 y 1985. Este rascacielos cuenta con 43 pisos de oficinas, además de un mirador en los últimos tres pisos de su estructura donde se puede obtener excelente vista de la Ciudad de México.[4]

Antiguo Palacio de Iturbide, Palacio de Cultura Citibanamex

fue el hogar de Agustín de Iturbide por dos años, y de él salió para ser coronado como emperador. La mansión de estilo barroco, que fue construida entre 1779 y 1785, está catalogada como Monumento Nacional. Ahora es el Palacio de Cultura Citibanamex con exposiciones temporales, visitas guiadas y un museo de sitio que explica cómo se vivía al interior de la residencia.[3]

Templo de San Felipe Neri La Profesa

Dedicado a San Felipe Neri y construido por Pedro de Arrieta en 1720. El retablo es de estilo neoclásico y fue realizado décadas más tarde por Manuel Tolsá para reemplazar el original.

MUMEDI

Mumedi La embajada del diseño

La casona colonial que lo aloja data del siglo XVIII; fue construida sobre una parte del palacio que perteneció a Hernán Cortés, y debajo también están los cimientos de la pirámide del emperador Moctezuma Ilhuicamina. Hoy en día, sus paredes de piedra albergan exposiciones temporales relacionadas con toda clase de técnicas y materiales de diseñadores nacionales y extranjeros: desde fotografía e ilustración, hasta textiles y joyería.

Atrio de San Francisco

La Casa Borda

En el siglo XVIII, entre las calles de Madero y Bolívar vivió José de la Borda, un hombre muy rico que poseía minas en Taxco. Su casa era tan grande que abarcaba toda la manzana. Con el paso del tiempo la enorme propiedad de estilo barroco se dividió en varias partes, pero algunas de ellas aún conservan un larguísimo balcón corrido. Se dice que José de la Borda encargó esa estructura para que su esposa pudiera pasear por ahí sin salir de la casa, pues él era muy celoso. Para identificar la construcción, ubica el número 33 de Madero

Intervención de Peatonalización[editar | editar código]

La calle luce con un estilo contemporáneo en el que resalta la sustitución de alrededor de 100 lámparas modelo 1900 por lámparas especiales, así como el cambio del pavimento de asfalto estampado por uno blanco, similar al que se colocó en Paseo de la Reforma.

Tras la inauguración de las obras, Ebrard recorrió la calle desde el Eje Lázaro Cárdenas hasta la Plaza de la Constitución en una noche en la que la temperatura templada y los acordes de una banda de jazz crearon un ambiente relajado y acogedor.

Asimismo, Ebrard puso en marcha el programa de cultura cívica Ciudad de México, Capital Ciudadana, enfocado a modificar 10 comportamientos específicos de los capitalinos, con el objetivo de mejorar la convivencia, el entorno urbano, el medio ambiente y la calidad de vida.

Esas conductas son: respetar al peatón y los señalamientos viales, el mobiliario urbano y los espacios reservados a discapacitados; abstenerse de tirar chicles en pavimento y calles, de arrojar basura en espacios públicos y de conducir en estado de ebriedad; usar el cinturón de seguridad; mantener a las mujeres libres de violencia sexual; cuidar el agua, y recoger las heces de mascotas.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), Felipe Leal, señaló que con iluminación especial se buscó resaltar las cualidades urbanas y arquitectónicas de las fachadas, accesos e intersecciones, así como permitir los encuentros y convivencia de los usuarios.[5]

La Casa más Antigua de la Calle[editar | editar código]

El Establecimiento más Antiguo de la Calle[editar | editar código]

Bibliografía[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

  1. La histórica calle Madero, entrada al corazón de Ciudad de México. (2018, junio 19). Recuperado 3 de junio de 2020, de https://relatosehistorias.mx/nuestras-historias/la-historica-calle-madero-entrada-al-corazon-de-ciudad-de-mexico
  2. de México, G. D. L. C. (s. f.). Calle Madero. Recuperado 3 de junio de 2020, de https://www.ciudadanos.cdmx.gob.mx/vive-cdmx/post/calle-madero
  3. 3,0 3,1 10 datos curiosos sobre la calle de Madero. (2019, julio 30). Recuperado 1 de junio de 2020, de https://www.eluniversal.com.mx/destinos/10-datos-curiosos-sobre-la-calle-de-madero
  4. 4,0 4,1 4,2 Ahumada, D. (2016, septiembre 12). La calle Madero: su historia, edificios y peculiaridades. Recuperado 3 de junio de 2020, de https://www.maspormas.com/ciudad/la-calle-madero-historia-edificios-peculiaridades/
  5. Demos, D. D. M. (2010, octubre 19). La Jornada: Reabren la calle Francisco I. Madero como corredor peatonal. Recuperado 3 de junio de 2020, de https://www.jornada.com.mx/2010/10/19/capital/037n1cap